Amor fm. Radio Amor de Caucete. Radios de San Juan. Pepe de la Colina amor fm caucete radio amor pepe de la colina AMOR FM CAUCETE
amor
google.com, pub-9393243398556730, DIRECT, f08c47fec0942fa0

E C P PR AC
terrem

TERREMOTO DE 1977 en la ciudad de Caucete, San Juan, Argentina.

El Terremoto de Caucete de 1977 se registró el 23 de noviembre de 1977, a las 06:23 hora de argentina.
Su epicentro estuvo en 31°02′23″S 67°45′36″O, su hipocentro a una profundidad de 17 km. Se sintió con una intensidad de grado 9 en la escala de Mercalli.
El terremoto causó 65 víctimas fatales (aunque autoridades locales estiman actualmente que hubo unas 125 víctimas), destruyó casas y edificios en toda la región, con énfasis en la ciudad de Caucete. Los mayores daños se produjeron en las construcciones de adobe. Al igual que en los sismos anteriores, se produjeron fenómenos de licuefacción de suelo, al este del valle del Tulum y valle del río Bermejo. Se originaron cráteres y volcanes de arena, derrames laterales y violentas salidas de agua con hasta tres metros de altura. La red vial fue enormemente afectada, al igual que la red de riego y drenaje y la infraestructura ferroviaria. Por la licuefacción se produjeron numerosos daños en las líneas de transmisión de energía, redes de distribución de agua potable, perforaciones para riego. También hubo daños en numerosas obras civiles aún no inauguradas, como barrios y escuelas. El terremoto de 1977 se asocia al sistema de fallamiento Ampacama-Niquizanga, durante el cual se produjo ruptura superficial y un desplazamiento vertical promedio de 30 cm, según un relevamiento geodésico efectuado en 1982. También ocasionó daños al norte del Área Metropolitana del Gran Mendoza. En edificios altos, a más de 1000 km de distancia, se sintieron sus efectos apreciablemente.

 

Relato personal sobre el terremoto del 77.

Por Pepe de la Colina.

terr

Yo tenía 19 años el 23 de noviembre de 1977. Era mi último año de secundario. A las seis y veinte tomada todos los días el ómnibus para ir al colegio. Ya pronto terminarían las clases. Subí al colectivo, pague el boleto escolar y cuando me dirigía a sentarme, el vehículo comenzó a moverse de una forma que no podía entender. Me tiraba para uno y otro costado. Veía por las ventanillas y las paredes de adobe flameaban, si como una bandera. Había una sola pasajera que trabajaba en el hospital y me grito:

-Tiembla Pepito, corramos!


Así lo hicimos durante cinco cuadras, desesperados, tomados de la mano y muy asustados.
Cuando llegue a casa, por suerte mis padres estaban bien y les volvió el alma al cuerpo al verme.
Después por los medios nos enteraríamos que Caucete se vino abajo. Su calles se agrietaron. La dos principales escuelas se derrumbaron. Había autos aplastados. El epicentro  había sido muy cercano, en las sierras del Pie de palo.
Por suerte, con la ayuda nacional y la fuerza de los sanjuaninos, ya acostumbrados por estos fenómenos, Caucete se levantó.
Hoy, recuerdo aquel momento y la melancolía me invade.

 

oc dlc dc li sar

 

Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta (Sam Keen)

 

El amor es la más fuerte de las pasiones, porque ataca al mismo tiempo a la cabeza, al cuerpo y al corazón (Voltaire)

 

E C P PR AC

 

Diagonal Sarmiento 748, Galería Silvia, Caucete, San Juan. Tel. 264 4202333

correo